Una estudiante de KREAS entre los tres finalistas del Premio INNOVACC a la innovación tecnológica